Ojos que no ven… ¿Ego que siente?

Antes de que me juzguen, dejaré en claro que no fue mi culpa. Es verdad que la falda la elegí porque engaña a la gravedad y bueno, la polera tenía un escote que en lenguaje corporal bien podría leerse como una invitación a conocer Rusia. Pero yo seguía siendo la misma respetable, honorable y “cazada”. Que los hombres confundan las señales, es otra cosa.

Leer más

Prueba “oral”

Vamos a dejar una cosa en claro. El sexo oral, estimados caballeros y distinguidas “moscas muertas”, es una parte importantísima – y a mi juicio, elemental- del buen sexo. Un momento de relajación, de conexión espiritual y más importante aún, excelente manera de “calentar motores” para la carrera en busca del big “O”.

Leer más