¿Destruyó la Armada un submarino peruano frente a Viña del Mar?

A mediados de los 70, tanto Chile como Perú, vivían bajo regímenes militares cuyos sellos políticos estaban lejos de parecerse. Tras el golpe de 1973, se recibieron en Santiago informes que ‘pronosticaban’ una arremetida peruana sobre la provincia de Tarapacá. Fueron años en que las hostilidades se traducían más en despliegues de tropas que en confrontación bélica.
Eran años en que la Operación Unitas, un ejercicio combinado entre las armadas estadounidense y chilena, ya se había hecho una tradición para los puertos nacionales. Las trabajadoras del comercio sexual se hacían de divisas extranjeras por doquier gracias a los “marines”.
Así fue como en septiembre de 1976, y en el marco de estos ejercicios navales, los sonares de algunos navíos de la escuadra nacional dieron aviso de un elemento metálico de grandes proporciones que merodeaba frente a las costas de Viña del Mar, pero que no pertenecía ni a la flota estadounidense ni a la chilena. Las instrucciones superiores encomendaron a los principales destructores de la Armada –Portales, Zenteno y Serrano- para que se hiciesen cargo del singular “contacto de sonar”.
Esta semana, “El Observador” tuvo acceso exclusivo a una grabación fonográfica personal en la que el entonces comandante del destructor Portales, Jorge Sepúlveda Ortiz, revela detalles de aquella mítica jornada, la misma que con los años sería conocida al interior de las filas castrenses como la “Batalla del Marga Marga”.
En la grabación, el comandante Sepúlveda narra lo acontecido. “Íbamos a salir a posiciones; nos íbamos a juntar con Unitas cuando, saliendo del puerto (de Valparaíso), tuvimos contacto. Efectivamente, la anchura angular, el ruido metálico, el efecto hidrofónico, el efecto doppler, indicaban que era un submarino. Y me mantuve pegado a eso, muchos no me creían”, recuerda.
Pero no fue ese el único buque destructor al que le tocó participar en el operativo. El ex comandante del destructor Serrano, Víctor Larenas Quijada reconoció no recordar mucho, pues han pasado más de 30 años. Sin embargo, al ser consultado por si hubo algún tipo de contacto, rememoró que “los sonares detectaron algo que bien pudo ser una trucha o un submarino”. Pese a la imprecisión, agregó que junto a la tripulación de su navío “estuvimos como dos días en eso. Se hicieron procedimientos antisubmarinos, se hicieron rebúsquedas. Pero no se encontró nada”.
Distinta es la versión de un cabo segundo de la sección de Mecánica y Artillería del mismo Serrano -que prefirió no revelar su nombre por motivos personales-, quien aclara que en esa mañana de septiembre de 1976, “nos tocó zarpar, los sonares detectan un submarino, y se le ordenó a toda la escuadra salir del puerto (…) los altoparlantes de nuestro buque tocaron zafarrancho general verdadero de combate y nuestro comandante nos leyó la arenga de Prat”. No obstante, el comandante Larenas niega tajantemente este hecho. “Soy un especialista en Prat y jamás habría osado usar su nombre”, enfatiza.
El cabo destacado en el Serrano explicó que “nuestra misión junto a los otros destructores era  hundirlo. De nuestro buque se lanzaron bombas de profundidad y se barrió el sector muchas veces. Mientras, en la costa se acordonaba el sector con la infantería de marina y las Escuelas de Especialidades”.
Una visión más pormenorizada es posible escuchar en la citada narración del comandante Sepúlveda, quien asegura que no era uno, sino dos submarinos: “Para abreviar uno se arrancó en dirección norweste y el otro seguía adentro de la bahía. Vinieron aviones de Quintero y también tuvieron contacto”. Personas que en ese entonces trabajaban en la radio de la Universidad Federico Santa María confirmaron a “El Observador” que durante esos días vieron los mismos movimientos reseñados por el alto oficial.
Sepúlveda Ortiz precisa las coordenadas donde se dio el operativo: “estuvimos frente a la Universidad Santa María (…) Hubo un momento en que estamos con las máquinas paradas y hay contacto hidrofónico de torpedo (…) Sintieron el ruido de un motor que pasaba al lado, que efectivamente correspondía al ruido hidrofónico de un torpedo que siguió hacia fuera, hacia el océano”.
Acto seguido, “se le pidió al submarino identificarse por teléfono submarino. Se le informó ‘Usted está en aguas territoriales chilenas, identifíquese y aflore’. No hubo nunca respuesta, por supuesto. Yo tenía ya la orden, después de solicitar identificación, de atacar y hundir”. El comandante del Portales aseguró que ellos lanzaron un torpedo que hizo explosión. Mas, Sepúlveda no puede dar fe de que haya sido un submarino, pues para poder afirmarlo tendría que haberlo visto por el periscopio, haberlo visto aflorar, o verlo explotado. Nada de eso ocurrió.
Curiosamente, Juan Francisco Vargas Sáez, el comandante del Zenteno, tercer destructor que participó en las acciones, fue reticente a hablar del tema. “Mi versión hoy es la que entregue la Armada de Chile. No debo dar opiniones a título personal”, concluyó.
LA VERSIÓN OFICIAL
Después de tres décadas las cosas han cambiado. Esta semana, el comandante en jefe de la Armada peruana, Jorge Ampuero Trabucco, fue condecorado en Valparaíso con la medalla “Orden del Mérito Naval”, iniciativa que confirmó los actuales lazos de amistad y confianza mutua que existen entre las marinas chilenas y peruana.
Allí, consultado por “El Observador” respecto a si tenía algún antecedente sobre el presunto hundimiento de un submarino peruano a manos de la Armada chilena, con tono pausado, el alto oficial contestó que eso “es absolutamente falso, porque nuestro patrimonio lo conocemos. Nosotros teníamos una cantidad X de submarinos y ahora tenemos X menos Y, porque se han ido dando de baja. Pero si hubiera sido hundido un submarino peruano por parte de Chile, se hubiera sabido a nivel internacional. Eso es totalmente falso, lo niego”.
En tanto, en agosto pasado se publicó en el sitio web de la Armada de Chile un extracto de una entrevista que le realizaran hace un tiempo al almirante Rodolfo Codina. Allí la máxima autoridad naval recordó los incidentes que dieron origen a la mítica “batalla”.
“Se tuvo un contacto en que indudablemente los submarinos no eran los propios y ante ese contacto el Comandante en Jefe de Escuadra de la época decidió que se quedaran algunas unidades aquí en Valparaíso y que otras dejaran la bahía ante la posibilidad de un posible submarino. Un contacto real de submarino es difícil decirlo ahora, porque nunca se tuvo ningún resto náufrago de que hubiera habido algún submarino dañado, porque se lanzaron algunas bombas de profundidad como medidas de acción ante este contacto”, concluyó Codina.
Lo cierto es que, poco a poco, el mito ha dado paso a la certeza. Las versiones de que lo detectado por los sonares frente a la bahía de Valparaíso fue un submarino, han cobrado fuerza. Sus protagonistas lo dejan en claro. Sin embargo, hay muchos otros que aún permanecen en el anonimato y, de seguro, pueden ayudar a reconstruir un episodio por mucho tiempo oculto en los anales de la historia patria.
LAS OTRAS VERSIONES
Como informó en exclusiva “El Observador” en su pasada edición dominical, (que se agotó al mediodía) el actual senador y otrora comandante en jefe de la Armada nacional, Jorge Arancibia, contó que tras comprobar que el contacto de sonar se desplazaba, la autoridad del momento dispuso una reacción con armamentos sobre esta ‘amenaza’. “Esto fue lo que produjo una gran conmoción acá, porque cuando se usa el armamento antisubmarinos, éste es de grandes explosiones, cargas de profundidad que explotan y salen, es muy vistoso”, apunta. Dice que lo intrigante del caso es que no hubo señales de que el submarino hubiera sido destruido, porque cuando aquello ocurre salen manchas de aceite, quedan rastros, aparecen cuerpos, al tiempo, flotando. “De eso no hubo”, replica.
En tanto, Hugo Castro Jiménez, entonces comandante en jefe de la Escuadra Nacional, es decir, la autoridad máxima del armamento naval, y quien ese día estaba a bordo del crucero O’Higgins, recuerda que “se detectó un sonido difuso por los sonares. Entonces pasé dos destructores a la Primera Zona. Yo no comandé el operativo, en que se hicieron descargas. Pero después fue abandonado pues no se encontró nada”, recuerda después de tantos años. Finalmente, Castro concluye que no hubo prueba de que fuese un submarino.
A su vez, el ex oficial Humberto Palamara, quien se desempeñó por varios años como encargado de los asuntos de inteligencia con respecto a Perú, escuchó “unas cintas que correspondían a lo que se había grabado en aquel entonces. Se escuchaban las órdenes del operativo. Ese día los sonares detectaron a un submarino y claramente no era chileno ni norteamericano”. Palamara resume que “la batalla del Marga Marga existió, de eso no hay duda. Pero no creo que hayan hundido el submarino”.

submarino

El viernes 10 de septiembre de 1976 debía continuar con absoluta normalidad la XVII versión de la Operación Unitas, con el zarpe de la Escuadra Nacional desde Valparaíso hacia Talcahuano, donde estaba apostada la flota estadounidense. Sin embargo, a las 10 de la mañana ocurrió lo inesperado. El sonar del destructor chileno Portales alertó sobre la presencia de un probable submarino. En rápidos chequeos se confirmó que el presunto sumergible no era chileno y tampoco era el submarino nuclear  Gato, la máxima atracción de los navíos norteamericanos en aquella visita.

Las instrucciones del Alto Mando chileno  no se hicieron esperar y encomendaron a los principales destructores de la Armada –Portales, Zenteno y Serrano- para que se hiciesen cargo del singular “contacto de sonar”. La nacionalidad del presunto submarino no podría aclararse sino hasta que aflorara. Mientras, las sospechas apuntaban al norte.

A mediados de los 70, tanto Chile como Perú, vivían bajo regímenes militares cuyos sellos políticos estaban lejos de parecerse. Tras el golpe de 1973, se recibieron en Santiago informes que “pronosticaban” una arremetida peruana sobre la provincia de Tarapacá. Faltaba menos de un lustro para el centenario de la Guerra del Pacífico y las hostilidades se hacían sentir, aunque se tradujeron más bien en despliegues de tropas que en una real confrontación bélica. Pese a ello, la posibilidad de que -en aquel viernes de septiembre- el  probable submarino fuese peruano no se podía descartar y, por lo mismo, no se trepidó en llevar a cabo uno de los mayores operativos navales de la historia patria.

Hablan los protagonistas de la Batalla del Marga Marga

> Si tienes algún antecedente de esta historia, escribe a tresparrafos@gmail.com

> Lanzan libro sobre presunto submarino hundido en 1976

25 comentarios

  1. Cuatro buques, Portales, Zenteno, Cochrane y Serrano, + de ochocientas almas viviendo en vivo lo que acontecía. En tierra Unidades navales e Infantes de Marina Participaban, Civiles escuchando las comunicaciones por FM, tres dia que no podran ser callados. Desde reñaca al Membrillo. Ademas unidades de particulares remolcadores y pescadores.

  2. La acción ocurrió. Fui observador desde el Cerro Barón desde el quinto piso frente a la bahía. Era una locura, las bombas eran reales. Mi tío era oficial de los ‘demasiado arriba’ y amigos de la familia, misileros de la fragata Condell.
    Hubo apostaderos de infantes de marina frente a las Salinas y más aún, zonas en que actualmente está Prohibido el Buceo.
    Nadie confunde ruido de radar (menos los especialistas de cada una de las naves) con un cardumen de peces, una lata que se movió con las corrientes, etc, etc. A menos que fuese un OSNI.

  3. Bueno,los submarinos del Peru estan completos, o sus bombas no pudieron con nuestro submarino y se escapo o solo fue puro trror y panico de sus fuerzas armadas de les tiraron bombas aun gardumen de peces jajajaja—pobres peces!!! bueno al menos ya saben los peces q no tienen q nadar x ahi sino mas al norte, x Perú!!!!
    Saludos

  4. Estan con terror como ahora, se ve q no concen de una guera moderna, se asustan x cualquier gardumen de peces!!— la experiencia de guerra actual es importante para no actuar x terror o desesperacion!!!
    Bueni al menos en peú aparecieon mas peces depues de esto,los pobres no querian nadar mas al sur jejejeje

  5. Oscar Denegri, soy estudiante de periodismo y estoy haciendo una investigación sobre el tema, como te contacto ? me puedes resopnder unas preguntas ?

  6. solo queda el recuerdo de aquel lejano año de 1978,cuando apegados a la costa destructores de la Armada de Chile lanzaban multiples bombas de profundidad, que al explotar levantaban enormes sultidores de agua y dejaban una lluvia de vidrios rotos de los edificios alineados en tierra firme y que caian igual que confetti neoyorquino sobre la avenida españa, confundiendo a las cientos de personas que circulaban a pie o en vehiculos, Dicen que perseguian a un submarino desconocido que habia ingresado a la poza de abrigo y luego huyo hacia el sector de Recreo de donde no pudo emerger jamas, hoy dia ese sector esta vedado para deportes submarinos. Solo el lastimero grito de las aves marinas y el ruido permanente de las olas, rinden un homanaje a quienes yacen en el silencio de las profundidades..

  7. Eso de prohibir bucear es evidencia grande, porque un submarino hundido con torpedos armados, es una bomba de tiempo, si entra alguien a curiosear.

  8. eso fue efectivo,y no era 1 submarino fueron 2 eran submarinos peruanos el pisagua y el iquique con( nombres chilenoa) uno yace hundido en la bahia de valparaiso y el otro entro averiado a ilo segun el servicio de inteligencia de la armada de aquellos años. La historia es 100% real

  9. Increible!!!… para los peruanos incredulos, reflotemolo!!…… Actualmente cualquier satelite militar puede ver un barco undido o un submarino, ademas no esta tan profundo xq esta en la costa. No entieno como nuestro satelite no lo fotografia y se los saco en cara a los peruanos!!……. o es q acaso tenemos un pacto de confidenciabilidad del tema???

  10. BUENO, MI PADRE FUE SUBMARINISTA, Y EN LA ZONA RESIDENCIAL O VILLA NAVAL DONDE VIVIMOS LA FAMILIA NAVAL Y LOS SUBMARINISTAS PERUANOS, NINGUNO DE MIS AMIGOS HIJOS DE SUBMARINISTAS PERDIÓ A UN PARIENTE PAPA O TIO. MUCHO MENOS SE OYO QUE ALGUIEN FALLECIO NI DESAPARECIO, NI DE VELORIOS NI ENTIERROS DE NADIE… PEOR AUN DE ALGUN SUBMARINO DESAPARECIDO. SOMOS LOS PRIMEROS EN ENTERARNOS DE LAS COSAS PORQUE TENEMOS FAMILIA ALLI. HOY A LS 45 AÑOS SIGO ESCUCHANDO ESTA COJUDES. POR ALLI VEO QUE EL PISAGUA O EL IQUIQUE… PERO SI ESOS SUBMARINOS HAN ESTADO NAVEGANDO COMO PECESITOS, MI PADRE TRABAJO ALLI….

  11. Bueno , actualmente se puede ver las fotos satelitales de los barcos y submarinos undidos de la segunda guerra mundial, los satelites son capaces de verlos. Si es q existe realmente un submarino undido facilmente se podra con el satelite chileno, pero no lo muestran, simplemente xq no hay nada, solo les lanzaron bombas a los peces!!! ………………….ahora x ahi lei q el se haya prohibido el buceo x esa zona es la «prueba» jejjejejejeje, como crren q se puede permintir nadar en una zona q esta llena de bombas antisubmarino?? muchas de esas bombas no han explñotado x eso se entiende la prohibicion de bucear x esa zona.

  12. Tienes razon jose luis, por los relatos de esta noticia todo fue frente a la playa, eso tiene muy poca profundidad y si hay un submarino hundido tranquilamente se puede ver hasta con Google maps- vista satelite. Yo no veo nada.

  13. … O quizás fue una mas de las artimañas usadas por Pinochet y sus secuases para mantener a la ciudadanía ocupada mientras cometían sus fechorías, con una ciudad entera mirando el mar y a los noticiarios un chile entero. Igual que ahora nos mantienen despistados mirándole las siliconas a la Luli o mirando a los payasos del Kike, mientras los elegidos por votación popular y otros nos meten las manos en la faltriquera y se arreglan los bigotes.

  14. Estuve presente en dicha acción, siendo dotación del APD Serrano y estando en comisión en 1° Zona Naval ( pertenecía a 3° Z.N. ), nos correspondió en conjunto con DD. Cochrane, ubicar, seguir y atacar el contacto de sonar.

    De las tesis que leí en comentarios, descarto enfáticamente que se tratara de un cardumen de peces, el sonar claramente identifica cuando es metal y lo principal fué que, el contacto se desplazaba, siendo lo mas arriesgado cuando se desplazó a la zona de descarga de los buques petroleros en Las Salinas (Viña del Mar).

    Entre el Cochrane y Serrano se emplearon sólo bombas de profundidad y finalmente, el contacto atacado se posicionó cerca del molo de abrigo fuera de la poza de Valparaíso.

    Infructuosamente nuestros buzos, tanto de salvataje como tácticos, autónomos y escafandras trataron de llegar al contacto atacado, pero, la turbiedad del agua, impidió llegar al contacto (metal) que, como lo dije anteriormente, dejó de desplazarse cerca del molo.

    Un par de meses después, arribó a Valparaíso los buques norteamericanos de la Operación Unitas y entre ellos, el USS CAT, submarino nuclear que a su arribo, fondeó mar afuera.

    En horas de la noche, USS CAT se desplaza y fondea sobre el contacto, tomando las fotos respectivas de dicho contacto.

    Cabe hacer notar que, en ningún momento afloró combustible o residuos sólidos a la superfice, sí, cientos quizás miles de vidrios quebrados en residencias del puerto de Valparaíso por la onda expansiva de la bombas de profundidad.

  15. Según documentos históricos, en esos años Perú reporta cerca de 2 o 3 submarinos «Perdidos» sin confirmación de paradero. Además gente que si a buceado por el sector dice aver visto un objeto de gran tamaño tapado por una malla que lo oculta.

  16. De acuerdo a lo que dice Manuel Santana pienso que pudo haber sido un osni, es tipico que en fechas muy especiales como la de Operacion Unitas se dejen ver objetos voladores no identenficados , ovnis. Los osnis son objetos submarinos no identificados.
    Tambien pudo haber sido un submarino ruso, es cosa de recordar que en la e´poca del lgobierno miltar era comun que embarcaciones rusas se acercaran a costas chilenas.
    Si hubiese sido hundido un submarino habría aparecido un manchon de combustible o radiacion si fuera nuclear y eso no apareció salvo que lo hubiesen negado y las autoridades no hubiesen hecho ningun estudio

  17. SE LE ENTIERRA AL QUE PERECE AVIADOR O MILITAR
    PERO QUIEN MUERE EN EL MAR
    NO MUERE: ¡DESAPARECE!
    AL FONDO DEL MAR SE MECE
    LA FORMIDABLE ESTRUCTURA
    Y A FLOR DE AGUA EN CALMA PURA.
    A LA PAR QUE SANTOS OLEOS
    UNAS MANCHAS DE PETRÓLEO SEÑALAN SU SEPULTURA.

    BRAVOS HIJOS DE NEPTUNO.
    HONRA Y PRES DE NUESTRA ARMADA
    MAS DE CIEN AÑOS DE JORNADA
    OS CONTEMPLAN A CADA UNO
    Y CONSIDERO OPORTUNO
    PORQUE DEL ALMA ME BROTA
    SUPONER COMO PATRIOTA
    EL TRIUNFO QUE HUBIERA SIDO
    SI GRAU HUBIESE TENIDO
    UN SUBMARINO EN SU FLOTA.

  18. Jajajajjajjaja que cantidad de estupideces unos afirman a ver visto,otros participado. si realmente hubiese ocurrido algo así es el motivo perfecto para que Peru aya empezado la guerra y recuperar Tarapaca. mas cerca del centenario en 1979.. recordar que estaba listo la operación soberanía por parte Argentina y que decir de los cobardes Bolivianos, estaban esperando un echo para entrar como vil maracas con un pretexto por mas pequeño que fuera. esto es igual que otro mito pero en Peru, donde destructores Peruanos Hunden un Submarino Chile. Puras Tonteras y estupideces dejen de perder el tiempo en mitos jajajajaj

  19. Óscar Denegri, Manuel Santana merecen todo mi pero porque al igual que manuel yo iniciaba mi incipiente carrera naval por esos días. Recuerdo todo lo que Manuel explicaba en su texto, pero también puedo agregar que en esa oportunidad apostaron militares como vigilantes a lo lago de la Costa, desde Valparaíso hasta la altura de Con Con aprox. Marinos , Infantes de Marina y personal de otras ramas de la Defensa, y Carabineros fueron partícipes en tierra ante la posibilidad de que emergieran algunos tripulantes de la nave hundida. En las radios FM se podía escuchar claramente las comunicaciones tácticas de los buques Chilenos y claramente no se trataba de un ejercicio.
    Al correr de los años y estando en la Academia de Guerra Naval, que en ese entonces se hubicaba frente al mar en Playa Ancha, logre ver las fotos que sacara en su oportunidad el Sub. Cat de la US Navy. En los días posteriores al combate inteligencia naval Chilena logró detectar un SUB ingresando al puerto de ILO con severas averías, luego la prensa Peruana brindaría homenaje a los Marinos desaparecidos tras según ellos, un accidente en el
    Mar (colisión múltiple) entre estos buques de la armada Peruana y goletas pesqueras. En el Perú hubo 3 ó 5 días de duelo nacional con banderas a media hasta En los días siguientes al suceso.

  20. Desde hace varios días he observado como buques de la armada patrullan el borde costero de Valparaíso en busca de algo..esos movimientos no son normales por el gasto q significa mover un navío..se. Observa como se realizan cambios de navíos en el patrullaje ..esto ocurre desde mediados de febrero 2017..miren hacia Salinas

  21. Confirmado, mi padre íntegro la tripulación del Iquique, tanto su nave como el mismo nunca sufrieron evento alguno, el Iquique años posteriores después de haber cumplido su servicio fue dado de baja.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*