Altísima definición (parte II)

El vendedor cambió de inmediato su tono de voz y ya no era más vendedor – cliente sino de tú a tú. Muy suelto me dijo, qué bueno, eres soltera? yo también soy soltero! y en esa pausa que da el respiro para continuar hablando me dijo: entonces puedo atenderte personalmente!

Me quedé  muda y sólo atiné a reírme. Repitió la oferta con voz de metrosexual encubierto e insistió en entregarme garantía de buen servicio y satisfacción garantizada. Para qué decir las ofertas que me comentó, de oro, plata y golden platinum, esta última bien interesante la verdad…hasta creo que a lo mejor ni necesito televisión pagada si hay “promociones” de este tipo.

Ahora tendré que decidir qué pack es el que quiero. Ya con más información, veo que esto de la televisión satelital es mucho más real de lo que uno cree. Alta definición creo que se llama.

Un comentario

  • jaja, notable. Es la picardía del chileno, que le llaman…
    vaya, vaya el tipo ese, ah? Y? cómo va la cosa? ya “te lo instalaron”… El sistema de televisión pagada, digo…
    Así son los 30. Una cosa muy re loca…
    Te sigo leyendo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *