“Nosotros buscamos que la entretención se democratice”

Mariana MuenaDías agitados están viviendo los dueños de locales de máquinas tragamonedas. En algunas comunas han paralizado la entrega de patentes por su proliferación, en otras se las han requisado para someterlas a pericias y hasta los acusan de aprovecharse de las debilidades por el juego que sufre parte de la comunidad.

Para enfrentar esta nueva ofensiva que afecta al sector, la directiva de la Asociación Gremial de Operadores, Fabricantes e Importadores de Entretenimientos Electrónicos (Fiden) se reunió con los empresarios del Gran Valparaíso la semana pasada y el martes acudieron al Congreso Nacional para explicarle a un senador (cuyo nombre se negaron a revelar) para darles a conocer su situación.

“Le planteamos la necesidad de que se cree un marco justo y transparente para toda la industria de la entretención. Lamentablemente existen comunas que se han estado arrepintiendo un poco del apoyo a sus vecinos de darles permiso sólo por una cuestión mediática, y se está produciendo en algunos casos un efecto dominó que lo único que hace es dañar a la gente, al empleo”, comentó tras ese encuentro la presidenta del gremio, Mariana Muena.

–  Hace unos años ya se produjo una ofensiva contra estas máquinas ¿sienten que ésta es una nueva oleada contra su actividad?

–  “Por supuesto que estamos siendo afectados por una campaña mediática que no aclara que existe un gremio que lleva desde el 2003 luchando por una regulación, golpeando todas las puertas. Hemos sido invitados dos veces al Senado –estamos muy agradecidos de los parlamentarios, porque nos han escuchado-, pero lamentablemente esto no se hace extensivo adonde realmente apunta nuestra mercado, que son las comunas”.

Cuando habla de avanzar hacia a una nueva legislación, ¿se refiere a una ley exclusiva para las máquinas tragamonedas con que ustedes trabajan?

– “Nosotros estamos dispuestos para que se regule nuestra actividad  y dentro de nuestros juegos también están las tragamonedas, así que lógicamente también ellas deben estar dentro de la regulación”.

– Uno de los argumentos de quienes se oponen a este tipo de máquinas son la ludopatía que provocan en muchas poblaciones ¿cómo reciben esa crítica?

– “Cuando una persona va al casino y pierde la gente no se preocupa, pero sí se preocupa si la persona es humilde, juega y pierde 500 ó 1.000 pesos… nosotros consideramos que eso es muy paternalista, muy discriminatorio, porque estamos convencidos, primero, de que la gente tiene el derecho de hacer uso que quiera de su dinero; segundo, de ejercer su derecho esencial a entretenerse (…) Nosotros no nos desmarcamos de que en nuestras máquinas pueda haber gente que realmente cometa excesos, pero tampoco queremos que se vea que eso ocurre sólo en nuestras máquinas, porque hay gente que pierde casa, vida, familia, empresa y es lo mismo, pero esas no se hacen públicas…”

Tragamonedas 5– Que es lo que pasa en los casinos formales…

– “Obvio. Yo encuentro un poco inmoral que se hable que la gente esté poniéndose un poco ‘adicta’ a jugar a las máquinas, y no hacen ver cuánto patrimonio de familias se han perdido en los casinos (…)”.

– Estos procesos son largos ¿Qué horizontes se trazan ustedes como para lograr algo? Lo pregunto porque mientras existan dudas en los municipios ustedes estarán permanentemente complicados…

– “…. Y permanentemente Fiden estará luchando como lo ha hecho durante estos 7 años. Si es necesario uno, dos años más, estaremos ahí detrás porque estamos defendiendo nuestro patrimonio. Nuestras empresas cada vez pierden valor precisamente por el tema mediático…”

– ¿Y estarán en la lucha hasta conseguir una ley que regule y ampare su funcionamiento?

– “Sí, que nos regule. Existe la Ley de Alcoholes, ¿por qué no aspirar que exista algo parecido en las comunas? Esto abarca otro tipo de público ¿por qué no que esto se regule por una ley de juegos, de entretenimiento? En este minuto no tenemos nada y por eso somos pasados a llevar”.

– ¿Y qué tendría que tener esta Ley de Entretenimiento para estar dentro del marco jurídico, garantizarles a ustedes su trabajo y evitar los inconvenientes que les plantean los críticos a su actividad?

– “Tenemos que sentarnos a una mesa de trabajo todos los integrantes que sean necesarios, como los municipios, los parlamentarios, el gremio y llegar a un consenso de todo, como la cantidad de máquinas por número de habitantes (como lo hace la Ley de Alcoholes); metraje de los colegios; que los niños no puedan ingresar; horarios de cierre… estamos abiertos a todo, lo único que queremos es que se regule”.

–  ¿La Ley de Casinos no tiene ninguna injerencia?

– “No nos afecta, la Ley de Casinos es para lo que pasa dentro de los casinos, no afuera”.

– … Entonces esta Ley de Entretenimiento sería mucho más masiva…

–  “Lógico, y también es obvio que un marco regulatorio para los juegos electrónicos requiere más trabajo porque habla de las comunas, de las personas en sí, de lo que pueden acceder todos los chilenos”.

–  Y desde el punto de vista moral ¿cómo entran ustedes en la dicotomía que se produce con esto? Porque mientras unos se gastan casas y empresas, como dice usted, algunos de los que juegan en sus máquinas se gastan la plata del pan…

–  “No se puede usar ese término, porque inmoral sería haber aprobado 16 casinos en este país y que la gente no pueda entretenerse en lo que ella decida. En Chile el juego está permitido, entonces no puede ser inmoral”.

–  ¿Entonces lo que haría una ley de este tipo sería consagrar una democratización de este tipo de juegos?

“Esa es la palabra precisa: nosotros buscamos que el juego, la entretención, se democratice”.

6 comentarios

  • Patricia Osorio

    Cada uno sabe en donde gasta la plata…yo no soy adicta a los juegos pero creo que de vez en cuando hace bien tener la opción de ganar unos pesos o por último tener un rato de entretención.
    asi como existe la ley de alcoholes podrían hacer una para aquellos juegos de entretención también
    Estamos en un pais democrático verdad??, entonces que les pasa que no acceden a escuchar lo que pide Fiden.
    Sinceramente espero que regulen esta actividad y doy todo mi apoyo a Fiden …

  • Augusto El Crítico

    Todos los que se tienen que sentar hoy se debieron haber sentado el 2003 o antes de que se permitieran el funcionamiento de las maquinas tragamonedas, ya que estos juegos son de apuestas más allá de que algunas funciones con un mínimo de habilidad del jugador.
    Son verdaderos mini casinos los que han proliferado ante la mirada de las autoridades que en algunos casos intervienen en otros no.
    Como toda cosa mal hecha, hoy hay consecuencias. Se les ha permitido su entrada y funcionamiento en ambigüedad, lo que ocasiona molestias e inconvenientes para todos los implicados.
    El tema central no es si la gente se gasta la plata del pan o más… ya que por algo es un buen negocio y han proliferado. El problema es que están fuera de la norma y se les permitió funcionar.

    Una buena forma de canalizar las ganancias y su impacto social, sería que parte de los ingresos producidos por estos juegos fueran en beneficio de la comunidad para obras sociales y de adelanto, como se dio en el espíritu original que motivó la ley del primer Casino oficial de Chile en Viña del Mar (1930), en el que se destinaba gran parte de las ganancias a obras de beneficencia y de adelanto de la ciudad.

    El hecho de exponer en forma irresponsable el patrimonio personal en una apuesta, es responsabilidad de cada persona, mas allá que este sea un establecimiento de lujo o un garito clandestino.

    Augusto. El Crítico.

  • Augusto tienes razon en que se permitio funcionar sin una regulacion ,pero no fue por que nosotros queriamos eso, sino mas bien que las autoridades no legislaron. Nosotros lo unico que deseamos es que esto se regule para asi poder trabajar tranquilos, en mi caso tengo todos los permisos de las distintas municipalidaesd a las que pertenecen mis locales y pago impuestos como cualquier negocio teniendo conciencia de que hay inescrupulosos que trabajan en este rubro que no pagan nada y por ellos pagamos las consecuencias los que trabajamos honestamente. En relacion a la canalizacion de parte de las ganancias, es una buena idea la que diste, pero estas un poco desinformado por que la mayoria de los dueños de maquinas que conozco hacen aportes voluntarios a distintas instituciones de beneficiencia, que no lo andemos divulgando es otra cosa.

  • Soy una trabajadora mas, creo que debiera haber una legislacion que regule la actividad de las maquinas electronicas de entretencion ya que directa e indeirectamente da trabajo a muchos chilenos de lo contrario pasaremos a ser uno de los tantos desempleados de este pais, creo que cada persona sabe lo que hace con su dinero y ludopatas seguiran existiendo como hasta ahora.

  • Mónica Concha F.

    Creo que están atacando infructuosamente al rubro. Existen desde hace mucho adicciones y vicios que nunca se han regulado y nadie se preocupa de ellos, ni de fiscalizar los que están sujetos a ello, porque seguramente les provee algún beneficio.
    FIDEN es una organización seria que no pretende más que regular su propia administración y correcto funcionamiento de las máquinas de juego. Personalmente creo que la única forma de transparentar el sistema es a través de una ley que regule y cree un organismo fiscalizador para tranquilidad de la población. Se ha perdido demasiado tiempo y están perjudicando el campo laboral, ya que esto ha provocado el cierre de locales aumentando la tasa de desempleo en nuestro país.

  • Augusto El Crítico

    Detesto profundamente cuando los comentarios bajan a un nivel personal de discusión, mas allá del aporte que uno pueda hacer, pero la necesidad me lleva a aclararle a Ingrid, que no estoy desconociendo lo que hagan a modo personal con sus ganancias aquellas personas que participan en este negocio. Es tema de cada cual… y comparto que lo que hace la mano derecha no lo debe saber la izquierda, por lo que menos debo saberlo yo.

    Al parecer usted no entendió lo que yo quise expresar, ya que lo que propongo es que a través de una ley, se estipule un aporte concreto a partir de las ganancias, más allá de la buena voluntad de cada uno. Esto podría transformarse en un estímulo para que las autoridades tomen en cuenta su causa… es una idea… que la misma ley que necesitan para funcionar dentro de la legalidad, estipule algún tipo de aporte fijo que entreguen a obras de beneficencia. Ese era el punto.

    No estoy a favor de la prohibición, porque ambos sabemos que la prohibición arrastra peores consecuencias.

    Ustedes deben conseguir la legalidad. Lamentablemente están ya funcionando fuera y eso es algo que yo no le recomiendo a nadie, comenzar un negocio sin el marco legal correspondiente que le brinde las garantías que su actividad merece, es como jugarse todo el capital en una máquinita con la esperanza de ganar.

    Le deseo buena suerte.
    Augusto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *