El real rendimiento de su conexión a Internet

Rodrigo Zamora, de la UTFSMEn estos tiempos, poseer una conexión rápida a Internet ha dejado de ser un lujo, y la utilización de material multimedia en la red es pan de cada día. En el mercado chileno parece haber una competencia entre los proveedores de servicios de Internet (ISP) por entregar cada día mejores anchos de banda para enlaces domiciliarios.

6, 15 y 30 megabits por segundo son planes standard de un ISP en Chile, sin embargo, la gran mayoría de los clientes parece desconocer que dicha velocidad sólo es asegurada para conexiones nacionales. Es muy frecuente que las velocidades hacia sitios internacionales sea muy inferior a lo ofrecido en grandes carteles de publicidad, y de hecho, hace muy poco, tras realizar una prueba estándar desde un enlace de 15 mbps se obtuvieron los siguientes resultados:

Enlace domiciliario 15 mbps

Origen de Pruebas Referencia remota Velocidad obtenida
Chile Chile 15 mbps
Chile Japón 2,45 mbps
Chile EE.UU 5 mbps
Chile España 3,32 mbps
Chile Brasil 1 mbps
Chile Australia 1,27  mbps

Reclamar exigiendo la velocidad ofrecida para enlaces internacionales hasta la fecha ha resultado inútil y la excusa del ISP es “nosotros no podemos asegurar lo que ocurra fuera de Chile, el problema es de nuestros proveedores internacionales”. La pregunta del millón es ¿esto es culpa del cliente que sin el mayor conocimiento adquirió un producto pensando que podría usar su webcam con sus familiares de Brasil y Australia y a la vez intercambiar con ellos material multimedia a alta velocidad ?

Tras hacer una leve revisión de un sitio oficial del ISP no veo ninguna referencia clara especificando la limitación internacional, tampoco lo dice el contrato de servicio. En nuestro país lamentablemente la política de obtener lo que queremos en base a reclamos reiterados está en todo nivel de cosas y a veces no resulta tan fácil elegir otro ISP, sobre todo cuando estamos en edificios nuevos que han sido cableados por un ISP y tienen contrato con la inmobiliaria.

Es de esperar que con la promulgación de la Ley de Neutralidad de la Red las cosas mejoren. Aunque en casos como este, la Ley del Consumidor debiese ampararnos. Algún día llegaremos a tener enlaces de real velocidad y para ese entonces es de esperar que los ISP dejen de vender productos en forma indiscriminada quizás sabiendo que no van a ser capaces de dar abasto ante una alta demanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *