El Riquet, de café republicano a gelatería top

Leo Riquelme CorvalánValparaíso está de moda hace rato entre los santiaguinos y que más prueba de ello la reciente decisión de la gelatería de helados premium Emporio La Rosa, que el fin de semana pasado comunicó que su primer local en regiones se ubicará en la Plaza Aníbal Pinto, entre la Intendencia Regional y el ondero Bar Cinzano.

No será en cualquier lugar, sino en uno que tenía tradición en embelecos. La empresa de los hermanos Tere y Francisco Undurraga se instalará nada menos que en el ex Café Riquet, que en agosto del 2007 cerró sus puertas porque sus dueños no pudieron solventar más las deudas que arrastraban.

Como signo de los tiempos, la empresa de estos jóvenes emprendedores cuyo target es el segmento socioeconómico más exclusivo del país ocupará un sitio que fue epicentro de la historia republicana del siglo XX, que tenía como fanáticos de sus pasteles, cafés y onces en general a personajes tan disímiles como Pablo Neruda, Salvador Allende y Augusto Pinochet Ugarte. Seguramente no habrá alusión a ellos en esta nueva heladería, porque en el Puerto de hoy, pese a que se dice patrimonial, hay poco espacio para “museos vivientes”.

> El 3 de agosto se cerró el Café Riquet (nota de “El Observador” de Viña del Mar)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*